El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

» VISITAR BLOG «

» Index

 

Blog


obsessions/obsesionarse

com a obsessió entendrem la repetició irracional i intrusiva d’una idea de forma continua en el nostre pensament

irracional, perque malgrat que sabem que l’objecte d’aquest pensament no ens convé, no el desitjem, o no el podem aconseguir, el tenim present, sota una falsa il.lusió de desig o control

intrusiva, perque tot i que aquest pensament ens perturba i el volem tenir controlat, apareix de sobte, quan ens dediquem a qualsevol cosa que no hi té res a veure, i pren el protagonisme sobre tot altre pensament

la obsessió pot manifestar-se en forma de trets de personalitat, com la tendència a donar-li voltes als pensaments, sense cap resultat al fer-ho, tot perdent una gran quantitat de temps a resoldre dificultats     o exigències reals

també en forma d’estil de personalitat, en la qual es destaca la redundància i repetició, no tan sols de pensament, sinó d’hàbits i costums, fent-se també evident aquest estil en la nostra conducta,  així com la dificultat per integrar noves pautes, i formes de veure les coses

fins a arribar al traston de personalitat, en el qual la nostra activitat diària o relacions personals queden afectades de forma significativa, tant pels nostres pensaments com per la nostra conducta, essent molt evident per aquells que ens envolten

segons el grau (des del pensament fins a la conducta) en que cada persona visqui aquesta obsessió caldrà un tractament més acurat, que tindrà en la implicació del pacient i un tipus o altre de teràpia, la clau de la sol.lució per treure’ns de la ment els pensaments obsessius que no ens deixen veure la realitat

-------------------------------------------------------------------------------------------------------

en el plano del pensamiento, entendemos la obsesión como la repetición irracional y intrusiva de una idea de forma continuada en nuestro pensamiento

irracional, porque aunque sabemos que el objeto de este pensamiento no nos conviene, no lo deseamos o no podemos conseguirlo, lo seguimos teniendo presente, bajo una falsa ilusión de control

intrusiva,  porque aunque este pensamiento nos perturba y queremos controlarlo, aparece de repente, cuando nos dedicamos a otra cosa que nada tiene que ver, tomando el protagonismo sobre otros pensamientos

la obsesión puede manifestarse en forma de rasgos de personalidad, como la tendencia a darle vueltas a las cosas, sin obtener ningún resultado, y perdiendo gran cantidad de tiempo que podríamos dedicar a resolver otras cuestiones reales

también como estilo de personalidad, caracterizado por la redundancia y repetición, no tan solo de pensamiento, si no de costumbres, así como la dificultad para integrar nuevas pautas y formas de ver las cosas

un paso más allá, hablaríamos de trastorno, en el cual, además del pensamiento, la conducta causa perturbaciones en las relaciones sociales, ya muy evidentes

según el grado en que cada persona viva esta obsesión, será necesario un tratamiento más o menos complejo, en cual, la solución provendrá de la implicación del paciente y la técnica empleada para borrar de la mente, los pensamientos obsesivos que no dejan ver la realidad, tal como es





¿Te ha gustado?

 


Escrito por Josep Borràs | 01/07/2014

Temas: obsessionar-se, obsesionarse



Recomienda nuestra página: